23 de septiembre de 2012

Andres Palop

En 2003 mi padre estaba viendo un partido del Trofeo Naranja. Pese a que no veía mucho fútbol más allá del Deportivo, me senté a su lado y me quedé a ver el final. Jugaban el Madrid de Raúl, de Beckham, de Roberto Carlos, de Ronaldo, de Zidane... contra el Valencia de Carboni, de Vicente, de Marchena, Aimar, Albelda, Baraja... Muchas "estrellas", si, pero tenía toda la pinta de ser un amistoso aburridillo de pretemporada, final 0-0 incluído. Lo que me llamó la atención de aquel día fue la tanda de penaltis. Después de cuatro tiros por cada equipo llegó el turno del Valencia. Casillas bajo palos y para lanzar... Palop! Recuerdo que se quedó muy cerca del balón, y casi sin carrerilla le pegó fuerte y marcó. GOL! Gol a nada más y nada menos que Iker Casillas... ¿Gol de un portero? Para mi eso era algo nuevo (ironías de la vida, ese no sería el único gol que le vi marcar en un partido...).



Un detalle tan tonto hizo que me fijara en él. Se había pasado media carrera a la sombra de un peso pesado como Cañizares y, pese a eso, había seguido ahí, esperando su oportunidad de hacerse grande. Llegó al Sevilla, y aunque me hubiera gustado que hubiese triunfado en "casa", celebré sus éxitos como si fueran los mios. Por fin se ganó la titularidad y el respeto de los aficionados con partidos increíbles.
En lo personal, desde el día que le conocí (en 2007 creo recordar), siempre ha tenido detalles de gran persona conmigo. Ahora que ya han pasado muchos años, que le he visto en Coruña, en Gijón, en Madrid, en Sevilla... he de decir que para mi, en este mundillo de frivolidades y derroche, Andrés Palop es una de las mejores personas que conozco. Porque, aún teniendo en cuenta su palmarés (2 Ligas, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de España, 3 UEFAs, 2 Supercopas de Europa y 1 Eurocopa), si como futbolista es bueno, como persona se supera. Lo demostró llevando la camiseta de Luis Arconada en la final de la Eurocopa, cada vez que se ofrece a enseñar lo que sabe a los porteros de la cantera y personalmente, me lo demuestra siempre que tengo la oportunidad de compartir un ratito con él.

Mañana vuelve a Riazor. Mañana no estaré en la grada con su camiseta, pero si que la llevaré debajo de la chaqueta, porque para mi será un partido especial, como siempre que viene. Puede que su puesto en la portería no esté tan asegurado como las últimas veces que estuvo aquí y tal vez ni siquiera juegue, pero para mi siempre será un placer volver a verle y poder charlar un ratito con él. Porque si hay una posición en el campo por la que tengo predilección es la portería, y si hay una persona por la que tengo verdadera admiración es por Andrés Palop.


Aquí el video del Trofeo Naranja en el que Palop le marca un penalty a Casillas (min. 6.20)

No hay comentarios:

Publicar un comentario